23 de octubre de 2008

Dieta carnívora: de la cuna a la tumba


La mala educaciónTodo comenzó a los pocos meses de vida ,cuando te dieron tus primeros potitos con ternera, con salmón... Después, con tus primeros dientes de leche, cataste el jamón de york por primera vez. A partir de aquí, unos trocitos de blando pescado por aquí, una carne picadita por allá…y así, imperceptiblemente, fueron introduciéndote en la agradable dieta carnívora. Más tarde, ya en el cole, te preparaban el consabido bocata de salchichón o de chorizo, que devorabas con avidez. Ya para entonces dabas buena cuenta de una ración diaria de carne o pescado y, si te portabas bien, te obsequiaban con un happy menu en Mc Donalds. El mensaje: ¡comer hamburguesas es guay!

Con el tiempo llegaste a identificar todo festejo con carnes, pescado o marisco. No era concebible una cena de Nochebuena o de San Sebastián sin un “buen” besugo o solomillo .Sin darte cuenta, de una forma natural y necesaria, ya habías quedado prácticamente “sellado” como carnívoro. Y no veías contradicción alguna en amar a tu perro o a tus pececitos de colores y al mismo tiempo ingerir proteínas animales sin descanso.
Ya de adolescente conociste a un tipo raro: un vegetariano. El sujeto contaba que la dieta carnívora no es ni necesaria, ni sana , ni ética, ni siquiera respetuosa con el medio ambiente ni con el Tercer Mundo. No le hiciste caso; en realidad, no llegaste a considerar sus razones seriamente. Después de todo, ya era tarde para que socavara unos hábitos adquiridos durante tantos años. Ya lo dice el refrán: “es más fácil cambiar de religión que de dieta”….por cruel que ésta resulte.

6 comentarios:

irichc dijo...

Si tuvieras que comer carne para sobrevivir, ¿lo harías? Un caso menos extremo: si tu hijo debiera comerla para no enfermar o para vivir más tiempo, ¿se lo permitirías?

Anónimo dijo...

si tú tuvieras que comerte a un humano para sobrevivir lo harias??? pues eso

erfoud dijo...

Ambos mencionáis la idea clave "para sobrevivir" Y no creo que ninguno, si os supongo bien informados, va a sostener que la carne/peces que coméis a diario sea tema de supervivencia, sino más bien cuestión de placer/capricho. Los miles de vegetarianos que gozamos de una salud óptima somos una prueba irrefutable de esto.
O sea queconviene separar el comer carne por placer de hacerlo por necesidad. Si me viera en una situación extrema en la que mi salud o supervivencia estuviera comprometida, comería sin reparos carne,del tipo que fuera. Pero ni es mi caso, ni el de otros miles de millones de personas.

Anónimo dijo...

Pero, ¿por qué afirmáis o negáis cosas basándoos en la moral(algo tan relativo como eso)?

Es un punto de vista muy egocéntrico...

¡LAS PLANTAS TAMBIÉN SON SERES VIVOS!

Anónimo dijo...

Ñam... carne ... si nos quedamos en los andes y me da hambre... pues ponte a correr vegano :-)

Charmyori dijo...

Comparto que la moral es algo muy relativo. Por lo tanto...yo no como carne de animales no humanos, porque les tengo compasión, simpatía y simplemente no quiero comerlos. Llebando una dieta vegetariana INFORMADA ES POSIBLE, Aún así no me molestaría el canivalismo con alguien que no significa nada para mi :P, tanto nos asustamos de la palabra canívalismo porque hemos definido que es anti etico-moral y anti todo ante NUESTROS ojos, el ser humano es todo subjetivo. Jajajaja, y no es ''predica pero no práctica'' es simplemente libertad de expresión!. Así que ponte a correr tu también carnívoro.