26 de octubre de 2008

Una lección de shylock


 







El sublime Shakespeare puso la siguiente reflexión en boca de Shylock, en "El mercader de Venecia"

SOY JUDÍO
¿ACASO UN JUDÍO NO TIENE OJOS?
¿NO TIENE UN JUDÍO MANOS, ÓRGANOS, DIMENSIONES, SENTIDOS, AFECCIONES, PASIONES?
¿ALIMENTADO CON LA MISMA COMIDA
HERIDO CON LAS MISMAS ARMAS
SUJETO A LAS MISMAS ENFERMEDADES
CURADO POR LOS MISMOS MEDIOS
CALENTADO Y ENFRIADO POR EL MISMO INVIERNO Y VERANO
QUE UN CRISTIANO?
SI NOS PINCHÁIS, ¿NO SANGRAMOS?
SI NOS HACÉIS COSQUILLAS, ¿NO NOS REIMOS?
SI NOS ENVENENÁIS, ¿NO MORIMOS?
Y SI NOS HACÉIS MAL, ¿NO NOS VENGAREMOS?

(I´m a jew. Hath not a jew eyes? Hath not a jew hands, organs, dimensions, senses, affections, passions? Fed with the same food, hurt by the same weapons, subject to the same diseases, healed by the same means, warmed and cooled by the same winter and summer as a Christian is? If you prick us, do we not bleed? If you tickle us, do we not laugh? If you poison us, do we not die? And if you wrong us, shall we not revenge?)

Es difícil encontrar un argumento más hermoso y contundente contra los racismos, sexismos y especismos pretéritos, presentes o futuros. Cámbiese "judío" por "negro", "mujer", o "cerdo", y produce el mismo efecto: todo ser susceptible de disfrutar y sufrir merece una consideración, tiene una dignidad básica, y todo maltrato supone un mal, un atentado hacia quienes no son iguales a nosotros, siendo no obstante nuestros compañeros en este viaje (teóricamente) apasionante llamado vida

Creo que este vibrante monólogo merecería ser utilizado por las distintas organizaciones que reivindiquen derechos tanto para los humanos discriminados como para los animales no humanos convertidos en cosas.

5 comentarios:

DDAA dijo...

Si cambiamos "judío" -o cualquiera de los otros ejemplos- por "cerdo", sería imposible la primera persona. Los cerdos sólo hablan en los dibujos animados. Los animales tampoco ríen, ni se vengan, ni están sujetos a las pasiones.

erfoud dijo...

Hombre, yo hablaba en sentido figurado...En todo caso, si nos ponemos así de estrictos, no entiendo ese neocartesianismo que empleas al tratar de negar las pasiones animales, tanto si empleas el término como "padecimiento" como si te refieres a "apetito" o "deseo" Bueno, si verdaderamente crees que eso es una característica exclusivamente humana,no veo cómo podamos entendernos, Descartes redivivo...

Bárbara dijo...

El pobre Descartes no sólo estaba equivocado, sino que a parte de su geometría, matemáticas, etc., no supo determinar de una manera precisa de qué "estaban hechos" los seres vivos. Puede que no veamos reir a un animal, pero yo sé perfectamente cuando mi pequeño gatito está contento, se le dibuja una preciosa expresión juguetona.

DDAA dijo...

Por "pasiones" me refería a envidia, amor, ambición, celos, etc. Ninguna de las acepciones del término en el wikcionario sería aplicable a un animal.

Anónimo dijo...

Pues según ese mismo diccionario, ¿es que un animal no puede sentir una "emoción o sentimiento muy fuerte? ¿Un interés desmedido por algo? ¿Un deseo intenso? Pues vaya, será que no conozco en absoluto a los animales, o bien me engañan prodigiosamente...
En cuanto a lo que comentas sobre sentir envidia, amor , celos..., sin ir más lejos, son sentimientos que percibo claramente en mi loro Biko. Si un perro no siente amor por su compañero humano-algunos son capaces de dejarse morir por el-, no sé qué significa la palabra amor...
Ya, la respuesta clásica es tacharme de antropomorfizar. La clásica respuesta negacionista que encierra un profundo antropocentrismo exclusivista: sólo los humanos tenemos acceso a estas emociones. Repito:rancio cartesianismo